Arriba

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
Ingresa a ANFAVIAL

Control de Visitantes

02017903
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana anterior
Este mes
Mes anterior
Todos
31
1523
1554
2009176
31
37091
2017903

Tu IP 3.235.75.174
01-06-20

CANAL ANFAVIAL TV

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por medio de un proyecto de ley, los senadores Ossandón, García-Huidobro y Guillier formulan incorpora un numeral 27° al artículo 19 de la Constitución Política, apelando al aumento demográfico de este grupo etario. La Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento deberá analizar la reforma constitucional presentada por los senadores Manuel José Ossandón, Alejandro García-Huidobro y Alejandro Guillier que incorpora un numeral 27° al artículo 19 de la Constitución Política, con el fin de garantizar a los adultos mayores un acceso preferente a las prestaciones del Estado.

 

 Por otra parte, el inciso segundo del nuevo artículo 27º impone un mandato a los órganos de la Administración orientado a proteger, brindar asistencia e integrar a la vida activa y comunitaria a las personas de la tercera edad, entendiendo por tal la posibilidad de alcanzar un desarrollo pleno y no de mera subsistencia, mediante la realización de pequeños trabajos remunerados, participar de talleres, integrar espacios de encuentro y fraternidad, y efectuar cualquier otra actividad que los haga sentir valiosos para la sociedad. Pero como esta labor no debe quedar exclusivamente radicada en el Estado, se propone que éste coordine con las propias familias de los adultos mayores y con la sociedad en su conjunto el logro de estos fines.

Finalmente, mediante una modificación al artículo 20 de la Constitución, se incorpora el derecho preferente durante la vejez a las prestaciones del Estado (es decir, el inciso primero del nuevo numeral 27) como uno de aquellos en que es posible recurrir de protección cuando alguna acción u omisión cause privación, perturbación o amenaza en el legítimo ejercicio de ese derecho preferente de los adultos mayores.

Aumento de adultos mayores 

Los legisladores apelaron a "los múltiples desafíos que plantea la nueva realidad demográfica", que al igual que muchos países desarrollados o en vías de desarrollo, Chile ha experimentado durante las últimas décadas un acelerado proceso de transición demográfica. Sólo en el período 1950-2010, la población de adultos mayores, es decir, personas con 60 años o más, ha aumentado en 85%, llegando a 13% de la población total en 2010.

"El fenómeno de envejecimiento de la población es un indicador positivo de los logros alcanzados por los avances tecnológicos y médicos, la cobertura de la salud y el desarrollo económico de los países. No obstante, este aumento de la esperanza de vida no implica, necesariamente, mejoras sustanciales en la calidad de la existencia de esas personas. Es así como se pueden constatar falencias en materias de salud, vivienda, protección, transporte e institucionalidad", explicaron los parlamentarios.

Desafíos en salud 

Para los autores del proyecto los principales desafíos en el área de la salud, se condice con que "el envejecimiento individual va acompañado del deterioro gradual de las condiciones de salud física y mental de las personas mayores, lo que involucra un consecuente aumento de enfermedades crónicas. De no realizarse intervenciones específicas, estas condiciones pueden provocar limitación funcional y gradual pérdida de autonomía”.

"Estas limitaciones definidas “como la restricción de las capacidades físicas o mentales para efectuar las tareas requeridas para mantener una vida independiente”, forman parte de la realidad de gran parte de nuestros ancianos. Así lo confirma el Estudio Nacional de la Dependencia en las Personas Mayores, que determina que aproximadamente un cuarto de dicha población (24,1%) se encuentra en situación de dependencia", agregaron.

Adicionalmente, la dependencia y limitación funcional son importantes predictores de discapacidad, morbilidad y mortalidad en el adulto mayor, que inciden relevantemente en su calidad de vida. De hecho, “el deterioro gradual de las condiciones de salud física y mental que acompaña al proceso de envejecimiento, junto a la reducción o el cese completo de la participación en el mercado laboral y la mayor dependencia de las transferencias de ingresos de diversas fuentes públicas y privadas, determinan que el crecimiento de la población de adultos mayores origine una mayor demanda de asistencia y servicios de salud (…). La tercera edad requiere de una atención médica de calidad y en plazos acotados, cuestión que difícilmente ocurre en la realidad cotidiana”, precisaron.

Vivienda

Con respecto a los desafíos en el área de la vivienda, se desprende de la moción que "hoy es sumamente difícil encontrar políticas habitacionales especializadas. Pero no sólo eso, tampoco se han sacado lecciones de las problemáticas existentes en países más desarrollados,  como Suiza y Alemania, en los cuales si bien se han alcanzado importantes grados de autonomía para los adultos mayores, debido a una buena calidad de la salud, les subyace, no obstante, una preocupante situación de soledad para muchos de ellos".

"Más allá de políticas basadas exclusivamente en el concepto de autonomía, como la construcción de viviendas tuteladas, condominios para mayores autovalentes y establecimientos de larga estadía, es necesario profundizar en políticas de integración familiar", se puntualiza.

Protección individual

Asimismo, los senadores manifestaron sus aprensiones con respecto al "maltrato de los adultos mayores, ya sea por parte de sus familiares, de terceros o del personal de los establecimientos de larga estadía, es una realidad no cuantificable debido a la complejidad de detectar dichas situaciones".

Sin embargo, el aumento en un 87% de las denuncias de maltrato a personas de la tercera edad, pasando de 414 a 773 casos en 2011 y que llegó a 7.311 denuncias que se efectuaron ante Carabineros en 2012, evidencian la necesidad de incorporar mejores políticas públicas de protección para este grupo etario, ya que los abusos físicos, psicológicos y económicos existen y deben ser fiscalizados.

Transporte público

En otra área, señalaron que "los adultos mayores ven reducidas sus posibilidades de desplazamiento en los sistemas de transporte público por múltiples factores. En primer lugar, hay una falta de políticas de subsidio tarifario al transporte público a nivel país. Si bien existen sistemas de transporte en regiones que cuentan con precios de adulto mayor, en la capital el Transantiago no ha mostrado el mismo compromiso".

"Esta situación -ahondaron- adquiere relevancia si consideramos dos cosas. Por una parte, que el promedio de las pensiones es de un monto de 183 mil pesos, estimado en 2013 según cifras de la Comisión Especial para el Estudio de Reformas al Sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Por la otra, observamos que según datos del Estudio Nacional de Dependencia en las Personas Mayores, elaborado por el Senama en 2009, el sistema de transporte más utilizado para desplazarse por los adultos mayores es el transporte público".

Un segundo factor que afecta la movilidad de los adultos mayores es la violencia en la conducción de numerosos medios de transporte públicos. Esta situación les expone a lesiones ocasionadas por frenazos bruscos y a una conducción en exceso acelerada.

De tal forma criticaron las políticas de movilidad especializadas para los adultos mayores en situación de dependencia o postrados son prácticamente ine

0
0
0
s2smodern
Sin imágenes

Encuestas

FONDOS DE PENSIONES

Copyright © 2020 ASOCIACIÓN NACIONAL DE FUNCIONARIOS DE VIALIDAD Rights Reserved.