Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Así lo aseguraron los integrantes de la Comisión de Salud, los congresistas Guido Girardi y Francisco Chahuán en una nueva edición del programa “Hablando De” emitido por TVSenado. Reforzando el emplazamiento que hace algunas semanas hicieran al Gobierno al interior de la Comisión de Salud, los senadores Guido Girardi y Francisco Chahuán insistieron en que el próximo 6 de octubre vence el plazo para que el Ministerio de Salud (Minsal) presente un nuevo proyecto de reforma al sistema de Isapres.

 

En una nueva edición del programa “Hablando De” emitido por TVSenado, ambos parlamentarios coincidieron en el análisis sobre el actual sistema privado de salud.

El senador Girardi afirmó que “las Isapres le hacen daño al país (…) han practicado sistemáticamente la piratería y estafan a la gente”. El propio legislador insistió en que estas “empresas de la salud violan la constitución chilena y los derechos de las personas”.

Por su parte, el senador Chahuán fue determinante al expresar que “no vamos a tolerar más abusos por parte de las Isapres”, acusando directamente al Ejecutivo de haber sucumbido ante el lobby de dichas instituciones. “Al no enviar a tiempo un proyecto de ley, el Gobierno y el Minsal se han hecho cómplices de estas injusticias”, enfatizó.

Sobre la forma en la que el Ejecutivo abordará la temática, los legisladores tomaron un camino distinto. Mientras el senador Girardi aseguró que desde La Moneda pueden sumarse a la iniciativa que está actualmente en trámite o enviar un nuevo proyecto de ley, el congresista Chahuán afirmó que solo aceptará indicaciones al trabajo que ya ha realizado la comisión.

“La Presidenta Bachelet nos pidió postergar el debate, pero han pasado casi dos años. Se debe cambiar el sistema de Isapres a través de un proyecto nuevo o con indicaciones al que ya está en trámite”, propuso el senador Girardi.

Aborto

Donde ambos senadores mostraron profundas diferencias fue al discutir sobre el proyecto de despenalización de la interrupción del embarazo en tres causales. Y es que el senador Girardi acusó directamente a los “conservadores” de tratar con hipocresía el tema del aborto.

“Hay un problema cultural de los conservadores que quieren imponer su mirada a todos. La paradoja es que los mismos conservadores que se muestran contrarios al aborto, son los abortistas”, arguyó el parlamentario oficialista.

Además, el congresista dejó de manifiesto que “Chile ha sido cuestionado por asociaciones de derechos humanos por sancionar a las mujeres que quieren poner fin a su embarazo”. El parlamentario llamó a la Cámara Alta a que le entregue amplio respaldo a la iniciativa, debido a que “tiene que ver con la sociedad que queremos construir”.

Lejos de dichos argumentos, se encontró el senador Chahuán, quien puso en el tapete el “nulo acompañamiento de las madres que están en un embarazo problemático”, enfatizando que “Chile las abandona”.

En ese sentido, el propio legislador hizo un emplazamiento al ministerio que encabeza Carmen Castillo, afirmando que “este proyecto está mal enfocado y se ha transformado en una cortina de humo respecto de los reales problemas de la salud pública”. “Ministra: la salud pública en Chile está en la UTI”, concluyó.

 

 

0
0
0
s2smodern